TEMPORADA 2011 - 2012

PAGINA 2 - continúa la información procedente de la página 1

 

El profesor de Musikene Javier González Sarmiento, autor de la música del himno

y padre de un jugador de Askatuak, firma en el libro de honor del Club tras la exitosa presentación a los componentes y amigos de Askatu en el Local Social.

(Foto Archivo ASKATUAK)  

Askatuak ya dispone de himno oficial en 2 magníficas versiones

El partido del playoff del Gasca, Cafés Aitona-Canoe, escenario de su presentación 

 

Por Andoni HUEGUN

El último obstáculo para saber si Cafés Aitona Askatuak conseguirá el ascenso a la Liga LEB, el partido de playoff frente al Canoe, contará este sábado con el aliciente añadido de que va a servir también para presentar el himno oficial del Club recién salido de los Estudios de grabación.

Este sábado, 26 de mayo, a las 19 horas, en el Polideportivo José Antonio Gasca, vamos a proceder a presentar una primera versión ya que en estos momentos se está cumplimentando el montaje definitivo del himno de Askatuak que fue grabado hace unos días en los Estudios de la Escuela Municipal de Música de San Sebastián.

De esta manera, y creo no confundirme, Askatuak se convierte, tras la Real Sociedad, en el segundo club guipuzcoano y en el primero de baloncesto que dispone de su himno oficial.

El trabajo ha quedado brillante y los componentes de la Junta Directiva pudimos disfrutar de una primera audición esta misma semana, durante la reunión ordinaria, con la valoración unánime de que se ha hecho un magnífico trabajo al que le quedan solo los últimos pequeños detalles del montaje.

El autor de la música del himno y padre de la idea de su realización ha sido el compositor Javier González Sarmiento, profesor también del Centro Superior de Música del País Vasco Musikene, y el creador de la letra por su parte el bertsolari Xabier Mujika Casares.

En el resultado final de tan original trabajo han colaborado para la grabación también el Coro del Colegio de Marianistas y la Big Band de la Escuela Municipal de Música de Donostia.

Próximamente, dispondremos de las dos versiones grabadas del himno -una más solemne y la segunda más dinámica-, como producto de una espléndida iniciativa que desde la Junta Directiva no hemos dudado en ningún momento en impulsar y que estoy convencido va a hacer disfrutar a todos quienes componemos la familia Askatuak (desde jugadores, entrenadores, socios, padres y directivos).

Nuestro reconocimiento y agradecimiento a todos los que han intervenido en dar vida a este proyecto emotivo y de tanta calidad. Ahora, es el momento de disfrutar de un día muy importante en la historia de Askatuak.

 

Askatuak es el primer club de baloncesto en Gipuzkoa en disponer de himno propio.

(Foto Archivo ASKATUAK)

 

Web Askatuak, 26 mayo de 2012

(Archivo ASKATUAK)

Carlos Martínez lanza desde el exterior a canasta durante el espléndido

partido de ida que hizo Askatuak de la gran final ante el Canoe madrileño.

(Foto Andoni HUEGUN)

 

Tras la formidable victoria ante Canoe en el Gasca, presidente y entrenador adjunto, padre e hijo, respectivamente, -Iñaki y Aitzol Almandoz- se funden en un abrazo

lleno de emoción aunque faltara el choque de vuelta en Madrid. 

(Fotos Andoni HUEGUN)

 

Askatu roza la gloria de la LEB al dejar al Canoe sin argumentos

 

-     Cafés Aitona debe saber sacar provecho de su ventaja de 18 puntos en el Gasca y alcanzar el ascenso este sábado en Madrid   

 

 

Por Andoni HUEGUN

 

 

Alineaciones:

 

72  CAFES AITONA ASKATUAK: Del Valle (8), Aldalur (6), Pérez (19), Aramburu (11) y Arzallus (9) -quinteto inicial-, Martínez (14), Castelruiz (5), Aranzabal (-), Ascensión (-) y O.Almandoz (-).

                                                                                  

 

54  REAL CANOE N.C.: Martínez (3), Yusta (6), Pérez (2), James (4) y Fort (12) -quinteto inicial- Solé (2), Mendoza (7), Martín (16), González (-), Soto (2), Alvar (-) y Díaz (-).

 

 

Marcador cada 5 minutos:  8 – 4 (m.5),            19 – 6 (m.10),

     27 - 19 (m.15)       43 – 29 (descanso).

     51 – 34 (m.25)       60 – 39 (m.30)

                                           63 – 46 (m.35)  y   72 – 54 (final).

                                                                                                    

Arbitros: J.Marcos y E.J.Martínez. Eliminados por cinco faltas personales Iñigo Del Valle (minuto 32).

 

Incidencias: El Polideportivo José Antonio Gasca vivió una gran fiesta para celebrar el último partido de la temporada. Los aficionados no se la quisieron perder y nos obsequiaron a todos con la mayor entrada de este magnífico año de Cafés Aitona en la Liga EBA. Como hito para la historia, Askatuak presentó el himno del Club que causó una grata impresión por su indiscutible calidad musical. El compositor Javier González Sarmiento, autor de la música, tuvo que saludar puesto en pie desde el Palco a los asistentes al Polideportivo que le brindaron sentido aplauso de reconocimiento. El profesor de Musikene, padre de un jugador y de un entrenador del Club, ha contado para la creación de la letra con la colaboración del bertsolari Xabier Mujika Casares y con la aportación de las voces del Coro del Colegio de Marianistas y la marcha de la Big Band de la Escuela Municipal de Música de Donostia, para la grabación del disco. A todos los intervinientes, el agradecimiento de la Junta Directiva. Tras la Real Sociedad, somos el segundo Club deportivo de Gipuzkoa que cuenta -con orgullo- con himno. Ahí es nada.

 

En el descanso de este partido de ida del playoff, homenajeamos a todos los equipos del Club que han hecho una temporada sobresaliente en sus respectivas competiciones. Desde el equipo de Liga EBA (campeón de la Liga regular y a un escalón de subir a la Liga LEB), al Senior femenino que ha ascendido a 2ª División Nacional (equivalente a la Liga EBA), al Junior A masculino que el año que viene jugará en la A-1 de Rendimiento, al Cadete masculino que ha sacado también plaza para Rendimiento, y el infantil femenino que ha entrado en la final four de su categoría.

 

A todo ellos y a sus entrenadores, felicitaciones. Extensiva a la totalidad de jugadores, técnicos, padres y directivos del Club que nos han deparado -todos- una temporada para enmarcar.     

  

Disfrutar con un equipo para el recuerdo.

 

Cafés Aitona Askatuak será probablemente el mejor equipo que se haya visto en España en la Liga EBA esta temporada. Y no se trata de un elogio gratuito. Ni tampoco de euforias salidas de madre o de que este Andoni está como un cencerro, o se haya vuelto pa allá, majara… para nada.

 

La suficiencia y la calidad del juego que pusieron sobre la cancha del Gasca (cómo disfrutaría Josean desde el cielo) los hombres de David Blanca, ante el poderoso Real Canoe Natación Club, fueron de tal autoridad, que Iñaki Almandoz y quien esto escribe nos tuvimos que frotar los ojos repetidas veces ante la exhibición de baloncesto que nos depararon durante los 40 minutos.

 

Ni tan siquiera el que hayan estado prácticamente parados dos meses competitivamente hablando antes de este playoff, o que se retirase el Cajasol Banca Cívica sevillano del playoff anterior, ni que no hayan podido entrenar juntos (Carlos Martínez regresó a Madrid y ha trabajado por su cuenta), o que a Jon Castelruiz le ha dado tiempo de irse a la China y volver (ni se nota), o a Asier Arzallus le haya llegado el momento decisivo mermad… y no voy a decir más.

 

Pues, ni por esas. El ciclón Cafés Aitona se sobrepuso a todas las vicisitudes de la vida y se reivindicó en un santiamén ante el histórico Real Canoe de Madrid, que llegaba a San Sebastián como campeón con una marca casi impoluta, de 26 partidos ganados y tan solo 4 perdidos, procedente de la Liga regular más potente con la catalana del basket español. A ello sumaba para llegar hasta aquí un playoff visto y no visto ante el Alfas del Pi alicantino al que batió sin contemplaciones los dos partidos.

 

Con estas credenciales se presentaron los madrileños que se vieron desbordados por el aluvión de juego donostiarra desde los primeros compases del partido. Con una defensa en zona bien orientada, concentración zen en el trabajo, autoconfianza y gran solidaridad en sus acciones, a Cafés Aitona le bastaron 11 minutos para poner el  partido patas arriba (23-6).

 

Comprobar el carácter asfixiante de nuestra defensa, que provocó en la primera parte que repetidas veces los hombres del Canoe agotasen la posesión de la pelota, sin poder lanzar a canasta, suponía la mejor evidencia y hablaba por si sola de la disposición local para sacar adelante tan serio compromiso.

 

Y eso que la superioridad resultaba tan palmaria que los árbitros se propusieron afilar su  criterio y llegaron a pitar a los hombres de Askatuak un total de cinco personales casi consecutivas en ataque. Lo que llegó a desquiciar un poco a nuestro base Iñigo Del Valle tanto que, recién comenzado el cuarto asalto, hubo de marcharse al banquillo con cinco personales.

 

Pero como el actual Cafés Aitona no se arredra ante nada ni ante nadie, le faltó tiempo para adoptar aquella máxima indomable de nuestro pueblo “lepoan hartu ta segi aurrera…”. Y dicho y hecho. Carlos Martínez tomó relevo en la segunda mitad del mando de las operaciones y Cafés Aitona supo aguantar bien las embestidas del Canoe alcanzando su máxima renta en el minuto 27 (57-34), 23 puntos arriba.

 

Al Canoe no le dio resultado su defensa en zona en esta mitad, ni su empeño por mejorar, porque el tercer cuarto se cerró también con un parcial de 17-10 favorable para Cafés Aitona. Solo gracias al esfuerzo de Alvaro Martín y Nacho Fort, sobre todo, logró mantener el marcador en un 18 abajo final y puede soñar con intentar hacer algo en tierras madrileñas.

 

Porque si la solvencia que transmitió sobre la cancha del Gasca el equipo de David Blanca se mantiene en una línea similar en el Pabellón del Pez Volador, la misión se habrá cumplido.

 

No me queda más que elogiar a los jugadores por el espléndido partido que nos brindaron. La gran personalidad de todos sobre la cancha para anteponer a la responsabilidad del compromiso el trabajo en equipo, las ayudas al compañero, la búsqueda de la mejor solución en cada momento y para jugar como lo han hecho todo el año, al cien por cien y como saben.

 

La madurez de Xabi Pérez asumiendo responsabilidades ante la canasta la tarde que  más se le necesitaba; un día más el carácter y el savoir-faire de lo que conviene en cada momento de Carlos Martínez (qué lujo de jugador); la polivalencia y el dinamismo de Jon Ander Aramburu, que crece y crece; los dos triples y el temple de Ion Aldalur que nos dieron alas; el ritmo y la clase de Iñigo del Valle que estoy convencido que le tiene ganas a Madrid y que se resarcirá de ese tratamiento injusto y dudoso con que le obsequiaron.

 

Y el trabajo siempre sordo, indispensable, de jugador de basket de verdad de Jon Castelruiz (permítanme alargarme un poco) que me recuerda a uno de los jugadores más admirables de la historia: David Bowen, de los San Antonio Spurs, no tan conocido como alguno de sus ilustres compañeros y al que acaban de retirar su camiseta en el AT&T Center de la ciudad tejana por su aportación discreta pero enorme en los cuatro anillos del mejor equipo de baloncesto del siglo XXI.

 

Y dejo a aparte el papel de Asier Arzallus. Algún día les contaré al detalle el calvario, la entrega del pivot de Leiza para poder estar con sus compañeros sobre la cancha durante los 40 minutos del partido de ida de este playoff. Mi reconocimiento y el de todos por su honestidad. Los 9 puntos y 3 rebotes, su trabajo y aportación, su presencia, dieron alas al equipo. Ver a Asier sobre la cancha con lo que llevaba encima fue parte del éxito y lo que hizo que sus compañeros volasen sobre el Canoe sin que los madrileños entendiesen nada de lo que ocurría. Gracias.

 

En Madrid, salgamos a ganar, a trabajar en común, todos a una, y a demostrar que Askatuak es el equipo 2011-2012 que más se merece estar en la Liga LEB. Nos quedan, os quedan, 40 minutos para la gloria.

 

 Web de Askatuak, 26 de mayo de 2012

(Archivo ASKATUAK)

Askatu se ganó la LEB en Madrid aunque Canoe se dejó el alma 

 

·     En un choque durísimo e intenso, hicimos valer el carácter y los 18 puntos de la ida pese a que los madrileños fueron 19 arriba en el minuto 31 

 

 

Por Andoni HUEGUN,

desde Madrid

 

Alineaciones:

 

65   REAL CANOE N.C.: Martínez (5), Solé (12), Valle (-), Pérez-Urruti (9) y Fort (6) -quinteto inicial- Yusta (-), Martín Fernández (9), González (8), Soto (2) y James (14).  

 

 

56   CAFES AITONA ASKATUAK:  Del Valle (8), Aldalur (-), Pérez (8), Aramburu (4) y Arzallus (14) -quinteto inicial-, Martínez (17), Aranzabal (1), Ascensión (-) y Castelruiz (4).

 

 

Marcador cada 5 minutos:  6 – 7 (m.5),        19 – 14 (m.10),

     25 - 20 (m.15)       31 – 23 (descanso).

     41 - 23 (m.25)       46 – 30 (m.30)

                                           49 - 40 (m.35)  y   65 – 56 (final).

                                                                                                   

 

Arbitros: Pedro Luis Aguado Muñiz y José Luis Miguel Ortíz.

Buena prueba de la dureza del encuentro es que hubo seis eliminados por faltas personales, tres por equipo: Maximiliano Solé, Borja Martínez e Ignacio Fort, por los locales; y Xabi Pérez (36´), Iñigo Del Valle (37´) y Jon Ander Aramburu (39´). Resulta inexplicable cómo no le pitaron ninguna técnica al entrenador del Canoe, Javier Juárez, que –histérico- no paró un segundo durante todo el partido de presionar a los colegiados como nunca se había visto. Curiosamente, la tomaron con nuestro técnico, David Blanca, ante cualquier apreciación puntual de éste, si bien aguantaron sin sancionarle. Pero J.Juárez se pasó tres pueblos…     

 

 

Incidencias: El Polideportivo del Pez Volador de Madrid fue una sauna gigante. No sé a qué temperatura estábamos pero resultó inhumano para todos, jugadores y espectadores. Desconozco si se trataba de una encerrona climatológico-ambiental pero no había aire en aquella Cápsula de Faraday. Ventanas cerradas herméticamente. Asfixia absoluta.

 

750 personas, según la ficha oficial, nos dimos cita en la cancha del Real Canoe N.C., fundado en 1930, y que a lo largo de estos ochenta años ha brillado sobre todo como uno de los grandes clubs de la natación española. Aunque también es verdad que ha mimado especialidades deportivas como el baloncesto. Hará unos treinta años, Askatuak ya jugó y le ganó al Canoe en este mismo Pabellón.

 

Cafés Aitona dispuso de una hinchada poderosa que llevó al equipo en volandas en los momentos delicados. Los más de un centenar de aficionados, entre los llegados de San Sebastián en autobús y en coches particulares, más donostiarras y simpatizantes residentes en Madrid (algunos ex-jugadores, incluso), fueron factor clave del éxito de nuestro equipo para alcanzar tan ansiado ascenso.

 

Desde el primer minuto hasta el 40 se desgañitaron animando y nada pudo interponerse entre nuestro equipo y su afición pese a que algún encargado del pabellón quiso silenciar el bombo, las turutas y hasta las voces si hubiera podido. Lo más curioso del caso es que los seguidores del Canoe disponían de su bombo y sobre todo su speaker no paró de usar la megafonía general de la instalación para calentar a los suyos “vamos que podemos…” gritaba entre otras cosas. El operario censurador, aunque perseveró, hubo de marcharse con viento fresco sin conseguir acallar a nadie, faltaba más. A punto estuvo de llevarse incluso algún coscorrón.

 

La fiesta final resultó memorable. Jugadores y aficionados compartimos una alegría inenarrable. Abrazos, cánticos, felicitaciones, besos… Una hora después allí seguíamos sobre la cancha “campeones, campeones…” y luego a la entrada del pabellón. El viaje de vuelta ni nos enteramos, dale que te pego con el himno de Askatuak, el gran símbolo fetiche de esta final. Sé de más de uno que carga una afonía sin trazas de desaparecer aunque tampoco hay manera de que nada le quite su sonrisa de la cara.

   

 

El dulce sabor de la victoria.

 

Llevaba años Askatuak sin llevarse al cuerpo un alegrón como el que nos dimos el sábado ante el Canoe en la cancha madrileña del Pez Volador.

 

El siglo XXI no ha sido precisamente fácil para la trayectoria de este maravilloso club. Han sido años difíciles que han requerido de mucho ánimo personal y donde ha habido que sortear enormes dificultades, cierta soledad, bastantes incomprensiones, y a veces hasta humillaciones, pero que jornadas como la del 2 de junio de 2012 -días así- justifican los esfuerzos, el cariño, entrega y dedicación puestos y quedan para siempre grabados en el corazón.

 

Solo ver cómo animaron más de cien valientes que se desplazaron hasta Madrid para ver una final de la Liga EBA fue una satisfacción. De verdad, y he de ser sincero, llevo toda la vida vinculado a esta casa, de una u otra manera, y nunca había visto poner en el asador la carne que puso nuestra gente el sábado en la grada de Madrid.

 

Memorable. Me lo reconoció más de un jugador. Cuando en el minuto 31 sonaron las alarmas rojas del partido y un descomunal Real Canoe, impresionante de coraje y por la fe en sus posibilidades que derrochó a lo largo de los 40 minutos, se puso 49-30 en el marcador, aquello cobraba pinta de debacle donostiarra.

 

Porque hasta entonces, no sé si producto del clima de la jaima sahariana aquella, de que el Canoe salió a jugar el partido herido en su orgullo, o porque nuestros hombres creían que al tran-tran la ventaja de 18 la podríamos mantener pasase lo que pasase, el caso es que allí no había habido más que un equipo sobre la cancha.

 

Se llevaban tres cuartos de partido y estábamos en 30 puntos pero, sobre todo, no progresábamos y lo necesitábamos urgentemente. De no haber sido por el cohete de la grada, por la intensidad y el ritmo de los animadores, que no desmayaron ni dudaron un solo momento, aquello, me atrevo a decir, iba camino de un final amargo.

 

Pero claro, teníamos sobre la cancha una carta escondida en la bocamanga y ahí apareció ese jugador decisivo y que cualquier equipo que se precie necesita. Ese líder natural, con personalidad, que en los momentos imposibles se echa a los hombros la complejidad de la situación y arrastra con su vocación a los compañeros hasta el máximo que puedan dar, hasta la gesta.  

 

Carlos Martínez Díaz de Corcuera, madrileño para más señas, que permaneció sentado al inicio del tercer cuarto, lo que le vino que ni `pintao´, cogió las riendas del partido en el momento de más desgaste donostiarra y, como lo ha hecho más de una vez esta temporada, incorporó al equipo en el último cuarto, en el momento imprescindible, a una dinámica de verdad, con carácter, sentido común y una intensidad defensiva que no quedaba otra.

 

Asumió la dirección y el criterio del juego, sin miedo, y con la ayuda fundamental un día más del que ha sido el jugador más valorado de la temporada, la “mano de dios” Asier Arzallus (10 puntos y 4 rebotes en la segunda parte y unos porcentajes muy altos un día más), enderezaron el proyecto que nos ha hecho ser los mejores de la Liga EBA 2012 y que Cafés Aitona Askatuak no se hubiera merecido perder.

 

Carlos Martínez sumó unos números de 17 puntos y 14 rebotes defensivos (había que ver cómo cerró la zona) y por ahí se escaparon gran parte de las posibilidades del Canoe, que no cejó en la segunda mitad en tratar de atizarnos el hachazo final (41-23, en el minuto 25 y 49-30, a los 31 minutos).

 

Pero había llegado el último cuarto y ahí se vio de nuevo al Cafés Aitona de verdad. Al de la inspiración de toda la temporada, que con los valores narrados y la aportación del conjunto del equipo (David Blanca y el banquillo mantuvieron espléndidamente el equilibrio y la serenidad en los momentos difíciles) supo enderezar y contrarrestar con oficio cada tirón final desesperado que daban los jugadores del Real Canoe.

 

Lo que exigió marcar un parcial favorable de 19-26 en el último cuarto, con un Canoe echando el resto, pese a la incomprensión de su entrenador, Javier Juárez, al que había que observar qué broncas echaba a sus jugadores cuando no cejaron el dejarse el alma en el combate. “Es muy intenso, pero es muy buen entrenador”, me comentaron algunos antiguos jugadores suyos, bien comprensivos con el técnico, por cierto, con los que hablé.

 

La duda que me asalta es si el equipo madrileño necesitaba en el banquillo un tipo tan desquiciante, un espectáculo del descontrol (pero qué bronca le echó al cariacontecido David Yusta hasta que le mandó a la mierda éste). No parecía necesario tanto show por la forma que afrontaron sus hombres los 40 minutos en El Pez Volador. Salieron a muerte y a punto estuvieron de coronarse como héroes.      

 

Lo que proporciona doble mérito y potencia el éxito en el playoff final de Cafés Aitona Askatuak, que ha cuajado una temporada memorable, con 21 victorias y 5 derrotas en la competición oficial, campeón EBA-Norte de la Liga regular, y ganador de dos playoffs ante los dos mejores equipos del oeste y el centro de la Península.

 

Ahora, ha llegado el momento de trabajar para estar en la Liga LEB.

Lo vamos a intentar.

 

¡¡¡ Zorionak, campeones !!!     ¡¡¡ Zorionak, afición !!!

 

Web de Askatuak, 2 junio de 2012

(Archivo ASKATUAK)

La lucha en Madrid resultó encarnizada. A punto estuvo el Canoe de darle la vuelta

a la tortilla, pero no. Askatuak se rehizo y... campeones. (Foto Gorka GARRIDO)

 

Los principales actores de la temporada festejan por todo lo alto en el Local Social

del Club el ascenso y el campañón realizado en la EBA. (Fotos Archivo ASKATUAK) 

 

Despedida a una temporada memorable en la Liga EBA

 

Por Andoni HUEGUN

 

La plantilla de jugadores, técnicos y asistentes de Cafés Aitona Askatuak y la Junta Directiva dieron carpetazo final a una temporada plagada de éxitos, en el marco de un acto alegre y divertido desarrollado en el Local Social de las instalaciones que tiene el Club en el Paseo de Anoeta.

 

En un ambiente estupendo, la totalidad de la plantilla del primer equipo brindó una vez más por el ascenso logrado a la Liga LEB y se despachó una magnífica cena preparada como siempre por el excelente saber hacer culinario de las parejas familiares Galilea y Aramburu.

 

En esta oportunidad, Asier Arzallus tuvo el gran detalle de obsequiar a todos con el plato fuerte de la cena: unas chuletas de ternera de campeonato, traídas desde Leitza, ya que la “mano de dios” se nos casa el 30 de junio y quiso que lo festejásemos en su honor con el inigualable producto de la ganadería navarra.

 

Por cierto, que el capitán, el gran Iñaki Ascensión, también contrae matrimonio en esa fecha. Tan solo faltó de la plantilla de este año a la cita -justificadamente- el escolta madrileño Carlos Martínez, que reside en la capital del Estado. Se sumó a la despedida Haritz Martínez, jugador que ya militó en las filas de Askatuak y que nos ha ayudado en los entrenamientos previos al  decisivo último playoff.

 

Como colofón de la enorme campaña realizada, el Presidente Iñaki Almandoz dirigió a los presentes unas vibrantes y sentidas palabras en un balance de lo que ha sido una temporada casi irrepetible, espléndida de juego y envuelta en un ambiente humano magnífico.   

 

La tradicional txapela de campeones –txapeldunak-, puesta de moda por los equipos de Askatuak de la mano de Josean Gasca, allá por los años 70, y que después se ha convertido en Euskadi en todo un símbolo del éxito de nuestros deportistas ganadores, fue entregada uno a uno a todos los que han hecho posible, desde su área de responsabilidad, esta gran temporada 2011-2012.

 

¡¡¡ Zorionak !!!

Brillante colofón a la temporada: Dos jugadores de Askatuak

seleccionados por Pablo Laso para la Selección absoluta de Euskadi:

Jon Ander Aramburu (arriba, 11) e Iñigo del Valle (abajo, 6). 

(Foto Archivo ASKATUAK)

Web de Askatuak, junio de 2012

(Archivo ASKATUAK)

El directivo Jorge Cabrerizo, residente en Logroño, hacía esta sentida reflexión

a modo de balance de la brillante temporada realizada por nuestro primer equipo.

 

El Diario Vasco - Sirimiri, 3 junio de 2012

(Archivo ASKATUAK)

Askatuak Saskibaloi Taldea

Paseo de Anoeta Nº 54

Donostia-San Sebastián (Gipuzkoa)

ANUNCIATE EN ASKATU. CONTACTO-REFERENCIA: prensa@askatuak.com

Gran variedad de piezas de automóvil para cualquier coche
Gran variedad de piezas de automóvil para cualquier coche

Gipuzkoa Solidarioa

 ESCUCHA EL HIMNO

DE ASKATUAK

2016-17

DENBORALDIA

CUENTA DE KUTXA PARA EL PROYECTO "REVOLUCIÓN BLANCA"

       2101 0001 18

        0012994505

 

+info

 

 

Pincha aqui
counter